fbpx

Cargando...



Blog

CLASSIC LIST

imagenes_blog_La-ansiedad-en-infantes-y-adolescentes-01-1200x884.jpg

Hoy día se ha acelerado el índice de ansiedad en los niños y adolescentes se estima que un 15%  a 20% desarrollan un trastorno de ansiedad; siendo las más frecuentes ansiedad por separación y fobias específicas (Beesdo, Knappe y Pine, 2009). Recordemos que la ansiedad surge del miedo, por lo que si se tiene algún sentimiento de peligro comienza los síntomas de ansiedad como respuesta de protección al peligro.

En niños pequeños es muy común que haya momentos en que se sientan totalmente vulnerables en ciertas circunstancias,  ya que dependen 100% de sus padres, por lo que es muy importante que les enseñemos a relacionarse con su ansiedad y enseñarle a convivir con ella, puesto que va a formar parte de su crecimiento, mientras que puedan discernir lo que realmente pueda representar un escenario de peligro, ya que su imaginación y vulnerabilidad podría llegar muy lejos. Por ejemplo en la infancia dejarlo varias horas llorando puede representar un verdadero peligro o una discusión de los padres que le niño presencie puede ser determinante para desatar síntomas de ansiedad o algún grito hacía el niño podría representar mucha tensión.

La causas son multifactoriales pero si queremos entenderlo desde su profundad es necesario entender el ambiente en donde se desenvuelve el pequeño o adolescente, ver su ambiente familiar, social y circunstancial, no sólo considerar al indivicuo como separado de todo su contexto.

Los factores que pueden estar involucrados con los trastornos de ansiedad en la niñez serían:

  • Factores genéticos y constitucionales: estos pueden tener un papel presisponente para un desarrollo de ansiedad pero no es determinante.
  • Percepción del niño: el cómo viva la experiencia y la traduzca será determinante para elevar la ansiedad.
  • Estilo educativo y de cuidado por parte de los padres: la ansiedad puede ser aprendida por alguno de los padres, o  si hay una sobreexigencia donde hay reglas muy severas que son valorados si solo si cumplen con las expectativas en tener buenas calificaciones o desarrollar algún talento anelado por los padres o todo lo contrario, no hay un cuidado, atención adecuado y no tienen un vinculo afectivo.
  • Acontecimientos circunstanciales de máximo estres: el vivir una experiencia de terremoto, accidente, guerra.
  • Ambiente social desfavorable: en un ambiente de mucha competencia en la escuela, desarrollarse en un ambiente hostil y violento, país en guerra o inseguridad social.
  • No tener un buena orientación: hoy día tienen muchos estímulos tanto visuales como de información, es decir se encuentran muy vulnerables a escuchar noticias de inseguridad o violencia lo que les puede estimular  ansiedad, además que cada vez más tienen menos actividades al aire libre lo que les puede generar no confiar en el exterior.

 

¿Cómo saber si mi hijo es ansioso?

Dependiendo de la edad del niño va a manifestar distintas características, ya que dependen de su desarrollo fisiológico, recordemos que la ansiedad es una sobre activación del sistema nervioso simpático, puesto que este es el que se activa con cualquier señal de alerta.

  • Cuando son muy pequeños suelen tener una actividad excesiva a los demás niños, gritos continuos y estridentes, dificultades en el momento de separación inclusive al irse a dormir, llanto o alteraciones de sueño.
  • Algunos niños se quedan quietos llorando con mucha angustia
  • El desarrollo de tics nerviosos
  • Tener enuresis o coproneresis
  • Malestar excesivo cuando ocurre o anticipa una separación respecto al hogar o padres o cuidadores.
  • Preocupación excesiva por la posibilidad de que suceda un extravio o secuestro
  • Morderse las uñas
  • Temor acusado y persistente que es excesivo o irracional a algo en especifico

 

Consejos para ayudar a tratar su ansiedad:

  • Contención, en ese momento tu hijo siente que está en peligro por lo que un abrazo y palabras que le expliquen lo acontecido para que lo pueda entender desde otra perspectiva más segura.
  • Relajación y respiraciones de series de 3 inhalaciones y 3 exhalaciones.
  • Actividades deportivas y recreativas
  • Acompañar al niño o adolescente a que tome sus propias decisiones, de esta manera aprenderá y será poco a poco más responsable, así como también mejorara su autoestima y autoconfianza.
  • Estar pendientes de la información que obtenga de redes sociales para poderlo orientar.
  • Tener una buena comunicación con su hijo es primordial para poderlo entender mejor así como percibir sus miedos que no tienen una razón aparente.
  • Enseñarle a no resistir la ansiedad, sino sentirla para poder trabajarla y tener un buen manejo de esta.
  • Enseñarle a desarrollar la auto-observación de los antecedentes, la conducta y los pensamientos.
  • De ser necesario ir con un especialista para que apoyen a su proceso de ansiedad.

logo2

Somos un centro médico en donde, te ofrecemos consulta clínica en medicina general, nutrición clínica, psicoterapia y terapias biomecánicas basados en el principio de la atención médica de una forma integral.

Lo último del blog

Contáctanos

  • 55 7597 6380 / 55 7597 6381
  • Prolongación Paseo de la Reforma 627, interior 502.
    Santa Fe, CDMX | CP 01330

2018 | Aware | Todos los derechos reservados. Responsable Sanitario: Alejandro Espinosa Sosa, título UH, Ced. Prof. No. 4110041. | CONSULTE A SU MÉDICO © | Autorización Sanitaria: 1833002T1A0250