diabetes – Aware

Cargando...



Blog

CLASSIC LIST

diabetes-1200x629.jpg

En la medicina convencional el paradigma actual es que la diabetes tipo 2 es una enfermedad crónico degenerativa, irreversible que en el mejor de los escenarios se puede “manejar” a través de los distintos medicamentos disponibles (de los cuales existen por lo menos 7 familias diferentes con varios medicamentos en cada una de esas familias, así que no es exageración decir que los médicos cuentan con por lo menos 50 medicamentos para escoger). Y digo en el mejor de los escenarios, porque la realidad es otra. La historia natural de la diabetes es que con el manejo convencional la enfermedad seguirá avanzando hasta provocar la muerte de los pacientes.

La diabetes es la principal causa de ceguera en el mundo, la principal causa de amputación de miembros no traumática, la principal causa de insuficiencia renal, y un factor de riesgo cardiovascular importantísimo.

La resistencia a la insulina, el síndrome metabólico,y la diabetes tipo 2 han alcanzado proporciones epidémicas. En los Estados Unidos por ejemplo, una persona muere cada diez segundos por alguna complicación relacionada con la diabetes, y reportes recientes sugieren que una de cada tres personas nacidas en 2010 desarrollaran diabetes en algún momento de su vida. Lo más terrible de esta estadística es que muchos serán niños. La diabetes mellitus tipo 2 solía ser una enfermedad de los adultos. No más. Un estudio reciente de la universidad de Yale indica que uno de cada cuatro niños entre los cuatro y dieciocho años tienen pre-diabetes. Otros estudios muestran que la prevalencia de la diabetes tipo 2 en niños y jóvenes ha aumentado de menos del 5% antes de 1994 a 50% en 2004.

Es claro que la diabetes tipo 2 es uno de los problemas de salud más importante y peligroso de nuestros tiempos, y necesitamos desesperadamente tratamientos seguros y efectivos que además no manden a la bancarrota a los sistemas de salud.

“La incidencia de la diabetes tipo 2 sigue aumentando alarmantemente, y los tratamientos farmacológicos son insuficientes e incluso peligrosos.”

Pero la gran tragedia de todo este asunto es que la diabetes tipo 2 (y la prediabetes, resistencia a la insulina, y síndrome metabólico) es una enfermedad que se puede prevenir e incluso revertir.

¡Sí! escucharon (o más bien, leyeron, bien).

La diabetes tipo 2 no es una enfermedad de la que uno se contagia. Ni ocurre de la noche a la mañana. De hecho, se calcula que cuando se hace el diagnóstico de diabetes, en promedio el problema empezo 10 o 15 años atrás.

La diabetes tipo 2 (y muchas otras enfermedades crónico degenerativas) son como un camino que un día empezamos a andar. Esto depende de varios factores como la dieta, la actividad física, el estrés, entre otros. Al principio del camino tenemos un metabolismo de la glucosa perfecto. Al final está la muerte por complicaciones de la diabetes. Dependiendo de dónde estemos en ese camino, podemos estar sanos, tener resistencia a la insulina, prediabetes, diabetes, o incluso complicaciones de la diabetes.

Muchos factores afectan la velocidad a la que recorremos ese camino. Otra vez, la dieta, más específicamente la cantidad de carbohidratos que consumimos, sobre todo los procesados y refinados,el sedentarismo, la falta de sueño,el estrés, las toxinas, etc. Entonces uno puede recorrer ese camino a 20 Km/hora o a 200.

La buena noticia es que ese camino tiene muchos retornos. Si decidimos cambiar nuestra dieta y estilo de vida, podemos tomar uno de esos retornos y salirnos completamente del camino de la diabetes.

Por eso digo que la diabetes tipo 2 es una enfermedad que se puede revertir. Me gusta más decir revertir que curar, porque curar puede dar la falsa idea que uno ya no se puede volver diabético. Esto es totalmente erróneo. Si la persona regresa a sus malos hábitos y dieta puede “volverse” otra vez diabético. Entonces, de cierta forma uno no puede bajar nunca la guardia, pero de esta manera se puede evitar el daño y las complicaciones de ser diabético. Cosa que no pasa cuando solo se “controla” la enfermedad con medicamentos.

 

Referencias:

https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(17)33102-1/supplemental
https://diabetes.jmir.org/2018/3/e12/
https://diatribe.org/virta-health-launches-to-reverse-type-2-diabetes-with-low-carb-diets-coaching
https://link.springer.com/article/10.1007/s13300-018-0373-9

alimentacion_diabetes_mellitus-1200x445-1-1200x445.jpg

Cuando se tiene diagnosticado Diabetes Mellitus, una enfermedad en donde hay
demasiada azúcar circulando en el torrente sanguíneo, lo peor que podemos
hacer es:

1. No realizar movimiento corporal. Esto aumentara las posibilidades de la mala absorción del azúcar en sangre ya que la insulina, la hormona encargada de absorber el azúcar en el cuerpo, se activa en el momento en
que realizamos cualquier tipo de ejercicio físico o actividad física.
2. Dejar de consumir verduras frescas como fuente principal de fibra dietética. La fibra insoluble y soluble contenida en las verduras tiene un
efecto regulador del azúcar en la sangre además de alimentar a la microbiota intestinal (flora intestinal) restableciendo la salud intestinal. Un intestino saludable es la base para que la glucosa se regule.
3. Evitar descansar suficiente. Cuando los ciclos del sueño no se completan, se duerme poco o no se descansa bien, las hormonas del estrés como: adrenalina y cortisol se disparan lo cual provoca una sobre estimulación de insulina, esta acción a lo largo del tiempo provoca resistencia a la insulina.
4. Consumir fruta sin medida. La fruta, aunque sea fresca, es una buena fuente de azúcar, estar bebiendo jugos o porciones sin medida de este grupo de alimento incrementa de manera sustancial la glucosa en sangre.
5. Servirse demasiados cereales en cada servicio de alimento. La cantidad de alimento que ingerimos es directamente proporcional a la
cantidad de insulina que debe producir el cuerpo para poderse absorber por tanto, es vital verificar cuál es la cantidad de cereal (arroz, tortilla, pan, pasta, sopas) que el cuerpo puede absorber y regular su consumo.
6. Incluir alimentos industrializados en la dieta diaria. La mayoría de los alimentos empaquetados, enlatados, envasados contienen distintos tipos de azúcar para su conservación. Cocinar con estos alimentos o incluirlos en la dieta puede aumentar el riesgo de incluir más azúcar en el cotidiano sin darnos cuenta.


logo2

Somos un centro médico en donde, te ofrecemos consulta clínica en medicina general, nutrición clínica, psicoterapia y terapias biomecánicas basados en el principio de la atención médica de una forma integral.

Lo último del blog

Contáctanos

  • 55 7597 6380 / 55 7597 6381
  • Prolongación Paseo de la Reforma 627, interior 502.
    Santa Fe, CDMX | CP 01330

2018 | Aware | Todos los derechos reservados. Responsable Sanitario: Alejandro Espinosa Sosa, título UH, Ced. Prof. No. 4110041. | CONSULTE A SU MÉDICO © | Autorización Sanitaria: 1833002T1A0250

Agendar una cita