Madang Logo

Hoy nos gustaría compartirte la importancia que tiene la vitamina D y cómo influye positivamente en nuestras vidas.
La vitamina D es una vitamina liposoluble que regula la homeostasis del calcio y es vital para la salud ósea, esta también exhibe muchos efectos no-esqueléticos, particularmente en los sistemas inmune, endocrino y cardiovascular.

La vitamina D3 (colecalciferol) es una molécula que se produce a partir de un precursor directo del colesterol, que está presente en la piel y utiliza la energía provista por los rayos ultravioleta (UV-B) de la luz solar para producirla. La vitamina D2 (ergocalciferol) es una vitamina D análoga fotosintetizada en plantas, hongos, y levaduras. (1)

Ambas vitaminas D3 y D2 necesitan convertirse en 25-hidroxivitamina D en el hígado y luego en su forma biológicamente activa 1,25-dihidroxivitamina D en los riñones y otros tejidos.
Sin embargo, existen estudios recientes que demuestran que la Vit D3 es mucho más eficiente para producir 25-Hidroxivitamina D que la Vit D2, así como para mantener las concentraciones de esta en sangre por un tiempo determinado al dejar de tomarlas. Por eso la Vitamina D3 se ha convertido en la forma más aconsejable de suplementación de Vit D, en caso de no recibir una exposición adecuada de sol. (2)

La vitamina D3 es diferente a la mayoría de las vitaminas, ya que el cuerpo puede producirla a través de la exposición al sol, y su principal metabolito activo se ajusta al modelo clásico de una hormona esteroidea, por eso hoy es considerada más que una vitamina, una hormona.

A diferencia de la mayoría de las vitaminas, que actúan como antioxidantes o cofactores enzimáticos, la forma 1,25-dihidroxivitamina D funciona al unirse al receptor de vitamina D que está presente en el núcleo celular de todos los tejidos del cuerpo. Una vez que la vitamina D activa el receptor, se convierte en un activador de más de 2500 genes que regulan funciones celulares, impactando en docenas de problemas de salud.


Funciones conocidas de la Vitamina D

  • Es esencial para el mantenimiento de la mineralización ósea a través de la regulación en el balance de Calcio y Fósforo. Previniendo los procesos de Osteopenia y Osteoporosis.

  • Es importante para el desarrollo y mantenimiento óseo normal. Una deficiencia severa de vitamina D causa raquitismo y deformidad ósea en niños y osteomalacia en adultos, así como dolor musculoesquelético persistente.

  • La vitamina D puede regular la diferenciación y crecimiento celulares al unirse a su receptor nuclear, presente en la mayoría de las células del cuerpo. De aquí su importante acción ante el cáncer.

  • Aumenta la Inmunidad Innata y disminuye la autoinmunidad, siendo un potente modulador del sistema inmune.

  • Estimula la expresión de receptores de insulina en los órganos diana, importante acción en los casos de resistencia a la insulina y diabetes mellitus.

  • Actúa en el control del estrés oxidativo, evitando el daño al ADN y actuando como protector celular.

  • Ayuda a combatir el síndrome metabólico, la obesidad y el envejecimiento prematuro.

  • Mejora las funciones mitocondriales.

  • Disminuye la expresión del gen que codifica para la renina. El sistema Renina-Angiotensina-Aldosterona actúa directamente sobre la presión arterial. Por tanto, la vitamina D tiene un efecto regulador de la presión arterial.

  • Modula el balance hormonal, ayudando a revertir el dominio del estrógeno en nuestro organismo. Detrás de este desequilibrio está el síndrome premenstrual, la infertilidad, senos fibroquísticos, períodos irregulares y nódulos tiroideos, entre otros.

  • La vitamina D se considera un neuro protector, regulador de los canales del calcio y de la inmunomodulación en el sistema nervioso central. Lo que ayuda a evitar la tendencia a la depresión, trastornos del sueño, el deterioro cognitivo y progresión de enfermedades neurodegenerativas, como la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson entre otras.

Vitamina D y el Sistema Inmunológico.

Varios estudios han demostrado la relación directa entre bajos niveles de la vitamina D y la susceptibilidad o severidad de enfermedades autoinmunes, incluyendo la diabetes mellitus tipo 1, enfermedad de Crohn, tiroiditis de Hashimoto, esclerosis múltiple, artritis reumatoide y lupus eritematoso sistémico.
Estudios preliminares recientes han mostrado que la suplementación con vitamina D puede ofrecer mejoras prometedoras en el manejo de la dermatitis atópica (eczema) y el asma bronquial. (1)

Vitamina D y Cáncer.

De acuerdo con un estudio a gran escala, mantener niveles óptimos de vitamina D podría disminuir el riesgo de cáncer y prevenir al menos 16 tipos diferentes de cáncer, incluyendo el cáncer de páncreas, pulmón, piel, colorrectal, mamas, ovarios, próstata y vejiga.
Numerosos estudios experimentales han demostrado que la forma biológicamente activa de la vitamina D, como la 1α,25-dihidroxivitamina D, tras la unión al receptor celular, pueden controlar el destino de la célula tumoral, al inhibir la proliferación y/o induciendo la diferenciación celular o muerte (apoptosis) de un cierto número de células de tipo cancerosas. (1)

Vitamina D y Covid-19

La evidencia creciente demuestra que la vitamina D es un factor importante para regular el sistema inmunológico, lo que podría reducir los riesgos de COVID-19; en especial al reducir la supervivencia y la replicación del virus SARS-CoV-2 y al reducir los riesgos de las tormentas de citoquinas por medio de disminuir la producción de citocinas proinflamatorias y al aumentar la producción de citocinas antiinflamatorias. (3)
La vitamina D también promueve la formación de ACE2 en los pulmones, un efecto que reduce la gravedad del síndrome de dificultad respiratoria aguda. Efecto que evita las complicaciones ocasionadas por el COVID-19. En la actualidad se informa que las concentraciones más elevadas de 25 (OH) D en suero se relacionan con menores tasas de mortalidad e infecciones severas de COVID-19. (4)

¿Es importante tomar Magnesio con Vitamina D?

Dado que más de la mitad de la población no consume suficiente cantidad de magnesio, y es probable que muchas personas presenten una deficiencia. En estos casos es recomendable suplementar con magnesio al mismo tiempo que se toma un suplemento de vitamina D. Esto se debe a que el magnesio ayuda a activar la vitamina D, ya que las enzimas que metabolizan la vitamina D en el hígado y los riñones requieren del magnesio.
Lo que la organización Grassroots Health observó al probar y analizar el consumo de nutrientes de más de 15 000 pacientes, es que alrededor de la mitad de los que tomaron suplementos de vitamina D no pudieron normalizar sus niveles de esta vitamina, hasta que comenzaron a tomar magnesio suplementario. (5)

¿Puedo ponerme protector solar para tomar el sol y generar Vitamina D?

Usar protector solar mientras se expone al sol es incorrecto, ya que el filtro solar repele los rayos ultravioletas que desencadenan la producción de vitamina D en la piel.
Para que la exposición al sol funcione de manera adecuada, es necesario exponerse sin protección y escasa ropa. Solo asegúrese de no quemarse. Todo lo que se necesita hacer es ponerse hasta que su piel tenga un color rosa claro. Después de eso, se debe poner una playera o camisa de manga larga y pantalones. (3)

Fuentes de Vitamina D

Luz Solar
La radiación solar ultravioleta-B (UVB; longitudes de onda de 290 a 315 nanómetros) estimula la producción de vitamina D3 en la epidermis de la piel. La exposición a la luz solar puede proveer a la mayoría de las personas de su requerimiento entero de vitamina D. Los niños y adultos jóvenes que pasan un tiempo en exteriores, dos o tres veces a la semana, generalmente sintetizan toda la vitamina D que necesitan para prevenir una deficiencia. Un estudio reportó que las concentraciones séricas de vitamina D luego de la exposición a una dosis mínima de luz solar estimulada (la cantidad de luz requerida para causar un leve enrojecimiento de la piel) en todo el cuerpo fue equivalente a ingerir aproximadamente de 10,000 a 25,000 UI de vitamina D. Las personas con un color de piel oscuro sintetizan notablemente menos vitamina D con la exposición a luz solar que aquellas con piel de color más claro. Adicionalmente, los adultos mayores tienen una capacidad reducida para sintetizar vitamina D a partir de la exposición a la luz solar y frecuentemente utilizan bloqueador solar o ropa protectora con el fin de prevenir el cáncer a la piel y el daño solar. La aplicación de bloqueador solar con un FPS de 10 reduce la producción de vitamina D en un 90%.


Alimentación
La vitamina D se encuentra de forma natural en solo algunos pocos alimentos como pescados grasos (macarela, salmón, sardinas), aceites de hígado de pescado, huevos de gallinas que han sido alimentadas con vitamina D y hongos, o expuestas a la luz solar. También existen otros alimentos fortificados con vitamina D como la leche, fórmulas infantiles y algunos quesos, yogurt, cereales, panes, y jugos de frutas.


Suplementos
Los suplementos multivitamínicos generalmente contienen 400 UI-1,000 UI de vitamina D2 o vitamina D3. Los suplementos de vitamina D de un solo ingrediente pueden aportar entre 400 a 5,000 UI de vitamina D, pero 400 UI es la dosis más comúnmente disponible y generalmente insuficiente. Un meta-análisis de ensayos aleatorios controlados sugirió que las dosis en bolo de vitamina D2 (ergocalciferol) pueden no ser siempre tan efectivas como la vitamina D3 para elevar las concentraciones séricas de 25-hidroxivitamina D. (1)


Cada vez hay más evidencia que demuestra que la vitamina D es bastante importante para la prevención de enfermedades y el mantenimiento de una buena salud. Entonces debería ser fácil comprender que utilizar estrategias simples como optimizar los niveles de vitamina D, a futuro podría tener un tremendo impacto.




Publicado 1 de Mar, 2021
Ismar Tiomno
Dra. Ismar Tiomno

Escribe un comentario: