fbpx

Cargando...

¿Mala absorción de los nutrientes? Te decimos cómo resolverlo

June 25, 2018 by Alberto Mendez0
imagenes_blog_mala_absorción-01-1200x884.png

Existen muchas razones por las que una persona puede estar deficiente en uno o varios nutrientes. Por un lado, está el hecho que los alimentos de hoy son considerablemente menos nutritivos de lo que eran hace algunos años, esto debido al maltrato de la tierra donde crecen estos alimentos. Algunas personas estiman que, por ejemplo, una manzana, podría ser hasta 50% menos nutritiva hoy que hace 50 o 100 años. Esto hace que hoy sea realmente difícil obtener todos los nutrientes que necesitamos a través solo de la dieta. Y si además consideramos que la mayoría de las personas no tienen una dieta realmente nutritiva, entonces no es sorpresa que la mayoría de las personas están deficientes en por lo menos un nutriente.

Un estudio (1) del Diario de la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva analizó la dieta de 70 atletas. Todos estuvieron deficientes en por lo menos 3 nutrientes. ¡Algunas en hasta 15!

Las deficiencias más comunes fueron:

  • Yodo
  • Vitamina D
  • Zinc
  • Vitamina E
  • Calcio

Otro estudio (2) del mismo diario que comparaba dietas populares como la Atkins, South Beach, y DASH, encontró las siguientes deficiencias clave:

  • Vitamina B7
  • Vitamina E
  • Vitamina D
  • Cromo
  • Yodo
  • Molibdeno

Otra razón importante de deficiencias nutricionales es la malabsorción de los mismos. Supongamos que tenemos la dieta perfecta, llena de alimentos con una gran variedad nutricional, orgánicos,  etc. Pero nuestro aparato digestivo está enfermo, inflamado, dañado, lo que provoca que no puedan funcionar de forma óptima. En este caso, a pesar de tener una dieta ideal, no podremos absorber los nutrientes que necesitamos. Lo que tenemos que hacer entonces es arreglar el tubo digestivo. Para eso hacemos un protocolo de reparación intestinal.

Pero mientras hacemos esto, podemos hacer algunas cosas para mejorar el estado nutricional, como:

  1. Mejorar la dieta: La dieta ideal es una rica de alimentos de gran densidad nutricional, y lo menos inflamatoria posible. Algunos de los alimentos con mayor densidad nutricional son los órganos y vísceras, las nueces y semillas, el cacao, los pescados y mariscos, el puerco, la res, los huevos, y los vegetales. Aunque el aparato digestivo se encuentre inflamado, si consumimos una dieta más rica en nutrientes, por lo menos aseguramos que unos cuantos más entren al cuerpo.
  2. Utilizar mejores suplementos: Cuando se trata de suplementos tenemos desde los de muy pobre calidad hasta unos buenísimos. Por ejemplo, si usamos formas aminoqueladas de un mineral como el magnesio, es decir magnesio que está  pegado a un aminoácido, este se absorbe mucho mejor que otras formas de magnesio. Otro ejemplo es el folato. El folato es la forma activa del ácido fólico. El ácido fólico es la forma sintética del folato. El cuerpo tiene que convertir el ácido fólico en folato, el problema es que la mayoría de las personas en el mundo, y especialmente en México, no pueden hacer esta conversión adecuadamente. Si en lugar de dar la forma inactiva de un nutriente, como lo es el ácido fólico, les damos la forma activa, como el folato, el estado nutricional mejora.
  3. Evitar pérdidas innecesarias: El ejemplo perfecto es el de una mujer con menstruaciones muy abundantes y que tiene anemia. Le podemos dar todo el hierro del mundo pero si no corregimos el trastorno menstrual, las pérdidas siempre serán mayores.   
  4. Por último, otra opción que tenemos para resolver deficiencias nutricionales cuando el tubo digestivo se encuentra inflamado es la Terapia Nutricional Intravenosa (TNIV). Esta consiste en administrar uno o varios nutrientes a través de la vena. Esto tiene varias ventajas además de la de “saltarse” al tubo digestivo inflamado. Algunas de estas ventajas son:
    1. Se pueden administrar dosis más altas de ciertos nutrientes. Nutrientes como la vitamina C o el  magnesio tienen una dosis de tolerancia digestiva. Es decir, que después de cierta dosis el nutriente deja de absorberse a través de la pared del intestino y es excretada, esto puede provocar heces sueltas o diarrea. Con la TNIV se pueden administrar dosis mucho mayores de estos nutrientes sin este problema.
    2. Los nutrientes no tienen que pasar por el hígado. esto se llama el efecto del primer paso y lo que pasa básicamente es que después de absorberse un nutriente en el intestino pasa a la circulación y va a dar al hígado donde sufre modificaciones, a veces disminuyendo el poder del nutriente o incluso desactivarlo completamente. Con la TNIV nos “saltamos” el hígado y ponemos los nutrientes directamente  en la circulación para que lleguen a todas las células del cuerpo.

En conclusión, las deficiencias nutricionales son muy comunes y son varias las causas que las pueden provocar. Idealmente tendríamos una dieta muy nutritiva y aparatos digestivos sanos lo que garantizaría que obtuviéramos todos los nutrientes necesarios para vivir una vida plena. Desafortunadamente esto no es así, pero podemos hacer varias cosas para remediarlo. Si crees que tienes problemas digestivos, o incluso problemas por deficiencias nutricionales, o si simplemente crees que tu dieta podría ser mejor, visítanos en Aware, te esperamos.

 

  1. https://jissn.biomedcentral.com/articles/10.1186/1550-2783-3-1-51
  2. https://jissn.biomedcentral.com/articles/10.1186/1550-2783-7-24

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


logo2

Somos un centro médico en donde, te ofrecemos consulta clínica en medicina general, nutrición clínica, psicoterapia y terapias biomecánicas basados en el principio de la atención médica de una forma integral.

Contáctanos

  • 55 7597 6380 / 55 7597 6381
  • Prolongación Paseo de la Reforma 627, interior 502.
    Santa Fe, CDMX | CP 01330

2018 | Aware | Todos los derechos reservados. Responsable Sanitario: Alejandro Espinosa Sosa, título UH, Ced. Prof. No. 4110041. | CONSULTE A SU MÉDICO © | Autorización Sanitaria: 1833002T1A0250